Pilar Cristobal


Ir al Contenido

La Seducción

Artículos


La seducción es como una partida de ajedrez… en ella lo más importante es la estrategia, es decir, los movimientos, los contraataques, las aperturas… todo vale para conseguir que tu contrincante se rinda… a tus encantos.
La necesidad sexual es una poderosa fuerza que nace dentro de nosotros, algunos piensan que es tan fuerte como la necesidad de respirar o de comer… pero a diferencia de la alimentación o la respiración no es tan fácil de satisfacer. Estar satisfecho de tu vida sexual implica un juego sumamente complejo y auque no lo creas tiene sus reglas: la elección de un compañero/a y que este te acepte, requiere una serie de movimientos de seducción que hay que saber hacer, la seducción tiene un objetivo último: llegar a tener relaciones sexuales con la persona escogida. Esto sólo puede conseguirse si se cumplen una serie de requisitos tales como saber elegir el momento y el lugar adecuados, escoger a alguien que este disponible y receptivo, despertar y mantener su interés, introducir en la relación la idea de sexo y finalmente lograr que desee hacer el amor contigo. Buscamos compañeros sexuales porque la mayoría de nosotros encontramos que el sexo es muy placentero. El objetivo del sexo, en última instancia, es favorecer el relevo generacional, pero la reproducción es lo último que uno tiene en la cabeza cuando emprende una estrategia de seducción. Queremos compañeros de cama porque es divertido, excitante, y muy gratificante, y cuando la seducción se prolonga más allá de la “aventura de una noche” genera estabilidad, compañerismo y amistad, y de este modo cubre unas necesidades humanas mucho más importantes que el sexo en si mismo.
Pero los objetivos de la seducción no son los mismos para todos, para algunos lo más excitante es la “caza”, la conquista no lo es tanto, lo que les gusta es el deseo y la persecución, estas actividades son las que les proporcionan la seguridad en si mismos que necesitan y lo que sucede después ya no les interesa, por ello cuanto más difícil es la presa mejor se lo pasan. Para otros los objetivos se relacionan con su falta de autoestima, sienten que no tienen ningún atractivo para el otro sexo y su estrategia de seducción consiste en dejarse elegir. Sólo desean y actúan cuando están seguros de que no van a ser rechazados, lo malo es que no oyen su propio deseo y a veces el sexo no les funciona como es debido porque no tienen en cuenta lo que les produce excitación.

El momento oportuno

Pero por lo general la mayoría de las personas tienden a elegir a sus posibles compañeros sexuales entre sus semejantes en belleza, en estatus o en contenidos emocionales. Las relaciones que se forman de este modo suelen tener más éxito y a la larga son las más estables. Los principales datos a tener en cuenta cuando se desea tener un encuentro sexual son además de la persona, el momento y lugar oportunos. La persona suele ser la mayoría de las veces una cuestión de intuición, solemos elegir por recuerdos inconscientes pero por lo general hay una regla de oro que todos los tímidos han de tener en cuenta: la elección suele ser recíproca, solemos gustar a las personas que nos gustan, por lo tanto en este campo lo mejor es dejarse llevar por el inconsciente. Sin embargo el momento adecuado, es a menudo, lo más difícil. Algunas situaciones no son las mejores para comenzar la estrategia de seducción, pero en términos generales las mejores situaciones son aquellas en las que “el amor está en el aire” como los bailes, los conciertos, las reuniones familiares en las que hay un poco de alcohol y en general todos los lugares en los que se favorece el “cuerpo a cuerpo” y uno se ha colocado sus mejores galas.
Saber leer las señales

La mejor información procede de nuestra intuición que a su vez se alimenta de una cuidadosa lectura del lenguaje corporal y de la información que nos suministran los músculos de la cara. Por ejemplo, podemos estar atentos a lo que se conocen como “posturas abiertas” o “cerradas”. Las posturas cerradas las vemos en las personas que tienen los brazos alrededor del cuerpo como abrazándose, y quieren decir que la persona no tiene ganas de relacionarse por lo tanto con estas personas mejor ni intentarlo. Una postura abierta es aquella que permite que la persona exhiba su cuerpo, por ejemplo con el codo apoyado en el brazo de un sillón o en la barra del bar o con la mano en la cadera. Una persona sentada o de pie en una postura abierta es más accesible y si te mira con los ojos bien abiertos y la pupila se dilata ligeramente, ¡a por ella! pues son señales inequívocas de que le interesas.

Ya has seleccionado el lugar y la persona adecuada, hay otros elementos que entran ahora en juego, por ejemplo, tienes que ser claro con tus señales también, sonríe y acércate con un piropo en la boca, tanto hombres como mujeres agradecen una nota de admiración en la voz o en los ojos.
Debes dejar sentado nada más empezar que eres una persona normal y equilibrada para ello tienes que abrir un poco tu intimidad revelando algo de ti con sinceridad, porque la evaluación acerca de la actitud erótica del otro se suele hacer instantáneamente pero hacer que esa disponibilidad se dirija a ti es una tarea mucho más compleja, y se puede esfumar en un instante, por ello procura ser muy simpática/o y escucha con atención lo que te dice. Se aprende más del otro escuchando que hablando. Pero no todo es escuchar también hay que hablar y para ello hay que elegir el tema de conversación con sumo cuidado. Compartir ideas y experiencias puede transformar en admiración y deseo lo que al comienzo no era nada. Pero digas lo que digas no mientas nunca.
Muéstrate coqueto/a pero coquetea con cuidado, el coqueteo sirve para mantener el interés pero también puede indicar que la persona está disponible para cualquiera y a todos nos gusta ser únicos por lo menos durante una rato. También hay que dosificar la inaccesibilidad, mostrarse distante puede estimular el deseo pero demasiado distante lo apaga y mostrase rendido inmediatamente puede ser decepcionante para el seductor. Al principio el juego de la seducción es dar “una de cal y otra de arena”.

Transformar las señales de seducción en señales sexuales

Hablar de temas sexuales también ayuda, empezar de forma abstracta nos hace valorar lo dispuesta que está la otra persona a entrar en nuestro juego. Empieza hablando de temas sexuales de una forma general y abstracta para llegar a otra más ligera y comprometida desde la que se puede evaluar la disposición de tu presa a hacer lo mismo y desde ahí puedes pasar al terreno de lo personal. Se trata de dar con cuidado este paso final que puede llevarnos directamente al dormitorio.

La seducción al igual que una partida de ajedrez puede ser larga y complicada o mate en dos jugadas, depende de la experiencia y la habilidad del jugador.

Los lugares de reunión y esparcimiento como las ferias, los mercadillos, las discotecas, los conciertos, las fiestas del patrón son lugares ideales para que las personas contacten y se conozcan. Montar en algunas atracciones une la emoción de hacer nuevas amistades con el vértigo de lo desconocido.

El lenguaje del cuerpo y la expresión de los ojos son mucho más fiables que la palabra como indicadores de lo que las personas sienten unas por otras.

Mostrarse indiferente pude ser un buen cebo siempre y cuando la máscara caiga en el momento oportuno.
Lugares buenos para ligar:
Bailes.
Discotecas.
Conciertos de música moderna.
Espectáculos deportivos.
Momentos de peligro: montañas rusas, norias, toboganes.
Playas y lugares de esparcimiento.
Ferias y mercadillos.

Antes de entrar a jugar pregúntate:
¿Me gusta? (respuesta corporal propia)
¿Está disponible? (atento/a al lenguaje corporal)
¿Le interesas? (atento/a a las señales verbales y no verbales)


Apertura.
Llama su atención con un piropo.
Busca un tema apropiado de conversación.
Escucha lo que te dice.
Haz alguna revelación intima.
Hazle reír.

Desarrollo.
Habla de sexo de forma abstracta, muy atento/a a sus reacciones.
Comprueba de vez encunado que sigue interesado en ti.
Habla de sexo con más soltura e intimidad.
Tócale discretamente. Quítale una pelusa de la ropa o de la cara aunque no la tenga.
Acerca tu cuerpo al suyo y estate atento/a a lo que hace, si se acerca también estás triunfando.
Roza con la mano su cara o su piel. Si repite tus gestos ya está en el bote.

Jaque mate.
No te olvides del después.
Si lo pasaste bien es bueno que se lo hagas saber, aunque no tengas interés en repetir.
No prometas nada que no puedas cumplir.
No digas nada de lo que te puedas arrepentir.

PILDORILLAS

EXTRAÑA ROPA INTERIOR.
En algunos pueblos amazónicos los hombres usan los llamados cíngulos prepuciales con los que atan el prepucio y lo sujetan a la cintura, los nobles de la época victoria se sujetan el pene al muslo pasando una cinta de seda por una anilla que perforaba el prepucio sin embargo los griegos no usaban ningún tipo de prenda interior lo mismo que los escoceses.

DESFLORACIÓN.
Hasta la llegada de los ingleses la mayoría de los egipcios preferían no desflorar a sus novias, para ello pagaban a un sirviente, creían que el contacto con la sangre femenina provocaba impotencia, esta costumbre la habían tomado de los antiguos griegos y eran las mujeres las que eliminaban la molesta membrana con la ayuda de unos consoladores de cuero llamados “olisbos”.

PRECOCIDAD ORGÁSMICA.
Según las más recientes estadísticas en el coito los hombres alcanzan el orgasmo más rápidamente que las mujeres, sin embargo en la masturbación ellas son mucho más rápidas, lo que hace pensar a los expertos que está diferencia se debe a que la técnica empleada no es la misma. Las mujeres se masturban acariciándose el clítoris sin introducir nada en la vagina.

UN BUEN CULO
Una encuesta reveló que para las mujeres la parte más atractiva del cuerpo del hombre son los gluteos, las manos, los ojos y la cara en general. La parte más atractiva de las mujeres para los hombres, los gluteos, los senos y las piernas. Los gays prefieren los gluteos, los pectorales, el conjunto del cuerpo y los ojos. Definitivamente el culo está de moda.

TODO CONTROLADO
Los estudios de la MGM llevaban a cabo registros detallados de los ciclos menstruales de sus actrices, y en función de las fechas críticas se planificaban las filmaciones de las películas, pero como no se fiaban de ellas, solían tener espías cercanos a las actrices que les ponían al corriente de las incidencias, como retrasos, embarazos etc..

¿DE VERDAD SOMOS TAN DISTINTOS?
Un estudio de los muchos que llevaron a cabo Masters y Johnson demostró que hombres y mujeres ofrecen descripciones idénticas de la experiencia subjetiva del orgasmo y califican del mismo modo su satisfacción con respecto a las relaciones sexuales. Tambien descubrieron que parte de la satisfacción está relacionada con el placer que creen que ha experimentado el otro.

Inicio | Dicccionario Sexológico | Preguntas & Respuestas | Artículos | Libros | Contacto | Enlaces | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal