20 Caminos Para Que Los Chicos Disfruten Más Del Sexo - Pilar Cristobal

Vaya al Contenido

Menu Principal

20 Caminos Para Que Los Chicos Disfruten Más Del Sexo

Artículos

Lunes
Masturbación

Los chicos son mucho más libres que las chicas en  campo de la masturbación y aunque parece que ellos están libres de todo tipo de pensamientos negativos con respectos a este tipo de prácticas no es así y también ellos se preocupan por este tipo de experiencia y se preguntan cuanto es lo normal y si afectará a su futuro desempeño sexual.

1.    Ventajas. La masturbación es una práctica que ayuda a conocerse mejor, que mantiene el órgano en  funcionamiento, que favorece que el pensamiento se despeje y se dedique a otras cosas, por ello no se contabilizan las veces que se hace sino la satisfacción que se produce a continuación. La masturbación compulsiva como problema no tiene nada que ver con las veces que se hace,  sino con la ansiedad que provoca, por ello aunque en un principio se asocia la autosatisfacción a adolescentes, no debe de ser así, ya que está recomendada en todos los casos, incluso en personas casadas porque sirve para regular las relaciones cuando las parejas no tienen el mismo nivel de deseo, puesto que los especialistas aconsejan siempre ajustar a la baja. Todas las demás ventajas relacionadas con la salud: como que eleva las defensas, baja el colesterol y favorece la metabolizacion del estrés ya son de sobra conocidas.

2.   Como prepararse. Ya sé que los chicos lo hacéis en cualquier lugar y generalmente con prisas, pero este verano yo quiero proponeros hacerlo de otra manera y enseñar a vuestro pene otros caminos para llegar al orgasmo. Puedes seguir haciéndolo como hasta ahora pero lo que te propongo es que una vez al día o a la semana (como tu prefieras) te dejes aconsejar y los hagas de otra manera. Busca un tiempo para ti, no vale entre trabajo y trabajo o entre estudio y estudio o delante del ordenador etc. Tienes que dedicarte una hora y un lugar reservado y sin sorpresas, desconecta el teléfono y dedícate a tu cuerpo. Para empezar es buena una ducha y si lo prefieres un baño relajado y tranquilo, con música (no vale ni rock ni chill out). Prepárate un refresco o un vino fresco. Busca una crema corporal agradable y si tienes un gran espejo a mano también lo vas a necesitar.

3.   Conoce tu cuerpo. Ahora vas a explorar tu cuerpo y sobretodo tus genitales. Me imagino que los habrás visto miles de veces, pero vamos a ponerle nombre a lo que ves El pene es un tubo formado por dos mitades que nunca son exactamente iguales, esto hace que la mayoría de ellos tengan una ligera desviación en cualquiera de las cuatro direcciones, arriba, abajo, a derecha o a izquierda El pene tiene tres partes: dos raíces imbricadas en la musculatura del abdomen, el tallo cubierto de una gruesa piel muy elástica a través de la cual pueden verse las venas y el glande que está cubierto por una piel fina, delicada y muy sensible. En la unión de ambas partes, tallo y glande, se forma una piel gruesa, el prepucio, que recubre y protege el glande.  El pene de un adulto es estado de flacidez mide unos 7 cm de longitud y unos 9 cm de circunferencia, en estado de erección estas medidas pueden duplicarse o triplicarse. La  erección completa se consigue cuando el tallo del pene logra un ángulo de 90º o más con respecto al abdomen y una rigidez suficiente para permitir la penetración.

4.   Tetillas, periné y ano. Pero tu geografía del placer no es sólo el pene, sube la mano hacia tu pecho y toca tus tetillas, son pequeños pezones, que parecen inútiles, sin embargo no segregan leche porque no tienes suficiente prolactina, la hormona que hace que las hembras mamíferas amamanten, algunos hombres pueden hacerlo y su sensibilidad es tan intensa que pude llevarte al orgasmo su sola caricia. El periné es una almohadilla muscular que une el escroto y el ano, es muy sensible y una zona muy placentera junto con el escroto y el ano, pero en la cabeza de muchos hombres flota el fantasma de la homosexualidad y pensar que pueden tener una respuesta erótica por esas zonas les hace plantearse su tendencia sexual. Esto es radicalmente falso, la tendencia sexual no está en la piel sino en el cerebro no tiene nada que ver con los gustos sexuales sino con las personas a las que van dirigidos esos gustos. No eres gay porque sientas placer en el periné o en el ano, lo eres cuando imaginas que la mano que te acaricias es la de un hombre.

Martes
Acariciar y estimular.

Acariciar no es fácil podemos hacer una caricia tan suave que moleste o tan fuerte que en vez de placer encuentres dolor. La educación en general propone que los hombres se eduquen en la dureza, que inhiban sus sensaciones dolorosos y por lo tanto las placenteras también. Te propongo un paseo por tu cuerpo para despertar esas sensaciones que desde la infancia están dormidas en tu piel.

5.   Caricias en toda la piel. Toda la piel está llena de terminaciones nerviosas susceptibles de transformarse en sensaciones sexuales, pero para que esto suceda son necesarias las intenciones, es decir, has de darte permiso para sentir, sin pensar en que "esto de acariciarse es una pérdida de tiempo y si estamos hablando de masturbación con sacudir el pene unos minutos ya está todo hecho y para que te vas uno a molestarse en pasar la mano por ninguna otra parte". Pero se trata de desarrollar el erotismo que es al sexo lo que la cocina es a la cocina. La cocina es el resultado de muchos años de cultura y de cuido en la elaboración de los alimentos. El erotismo tiene que ser el resultado de la investigación en nuestras sensaciones y la búsqueda del placer donde quiera que esté. Y el placer sexual está en toda la piel, las zonas erógenas son lo que tú quieras que sean.

6.    El espejo.- Mírate, no tengas vergüenza de tu propia imagen, observa como tu pene reacciona las caricias que te estás dando, aprovecha para darte crema y no te limites a mirar tu pene mira también el resto de tu cuerpo, todo el es un objeto de placer y todo es se merece tu atención y tu estimulación. Puedes cerrar los ojos e imaginar por donde está pasando tu mano y también puedes imaginas qué mano prefieres que te acaricie, La fantasía es importante. Si lo necesitas busca tu porno favorito, o rebusca en tu memoria las situaciones que te hicieron feliz en el pasado y que te gustaría repetir. Si notas que te cuesta hallar imágenes estimulantes, un buen ejercicio es leer algún relato erótico o mirar alguna imagen estimulante. Cualquier cosa es buena para alimentar ese jardín interior donde se encuentran tus deseos sexuales.

7.    Posturas. Pude que prefieras sentarte en tu sofá y tumbarte en tu cama, no te cortes, cualquier cosa que haga que tu fantasía cobre vida es bueno. ¿Quieres una sugerencia? Busca un espejo de mano, prepara algunos cojines para poder mirar con comodidad, y acaríciate observando tu  cara cuando sientes que en algunas zonas de tu piel está escondido es deseo. No te asombres es así, las primeras experiencias placenteras están asociadas a tu más tierna infancia, cuando tu madre te bañaba y acariciaba con mimo toda tu piel, entonces aprendimos los registros del placer y en la adolescencia lo único que hacemos es recordar. Si cierras los ojos casi podrás sentir esas sensaciones tan agradables. El agua caliente, el jabón, y una mano acariciándote.

8.   Ritmos. Investiga también con los distintos ritmos. Ya sé que cuando te masturbas tú no te fijas en estas cosas, pones el piloto automático y te dejas llevar, eso esta muy bien, pero ahora estás investigando y puede que hayas aprendido una velocidad y un ritmo respiratorio que no son los adecuados para disfrutar al máximo. Quiero que imites el ritmo de tu mano y tu respiración y los cambies según se te vaya ocurriendo, no te preocupes si pierdes la erección, tu pene no entiende de virguerías y se asusta como mucha facilidad, pero enseguida volverá a coger confianza. Toma como base una música que te guate y lleva el ritmo con tu mano acompáñalo con tus movimientos, todo tu  cuerpo tiene que participar. Olvídate de la rigidez de espalda y  de glúteos, relájate y déjate llevar por el ritmo de la música.

Miércoles.

Cada cosa requiere su tiempo. Tómatelo con calma. No hay prisa. Nadie espera que batas tu propio record. Entretente en  cada lugar y sácale el mayor partido. Lo que aprendas de ti te servirá para enseñar a tu pareja o darle mayor placer.

9.- La espalda y las orejas Ahora vas a pasar la mano por todo tu cuerpo, con los ojos cerrados, no toques el pene, sólo con tu fantasía y tus caricias tienes que conseguir una erección, busca en tu piel esos recuerdos que están ahí y que son tan placenteros. Empieza por el pelo, relaja acariciarlo a contrapelo pero también es muy excitante sentir la barba que raspa, las orejas, el cuello, las pestañas, los labios, no te dejes ningún rincón. Las manos y los pies. Las piernas, las corvas y la zona interior de los muslos. Algunos lugares no te dirán nada pero otros despertaran sensaciones que no sabias que estaban allí. Recuerda que los recuerdos están en la piel. Si hay  lugares en tu piel que te excitan especialmente, sigue allí mientras te apetezca y no pases más allá.  

10.- Los glúteos y las piernas. Estos dos lugares son especialmente placenteros, no es fácil acariciarse los glúteos pero es una caricia muy agradable, si te pones boca abajo, amasa con fuerza estos músculos como si quisieras arrancarle un puñado, sin hacerte daño, baja por el muslo y llega hasta las corvas, allí la caricias ha de volverse arañazo lento y suave, para bajar por las piernas, cambia de postura y siéntate PATRA pasar con comodidad las dos manos por los gemelos, si los amasas sentirás todo el bienestar que ello proporciona, date mucha crema o aceite en las manos y dirige la caricias hacia abajo hacia el tobillo, puedes tomar la pierna entre tus manos y apretar como su fuera de plastilina pero con ritmillo verás que sorpresa. Llega al pie y tómalo con las dos manos e intenta mover los huesos.

11.-Sorpréndete con tu dedo gordo.- El  dedo gordo tanto el del pie como el de la mano ocupan en el  cerebro tanto espacio como el del resto de la mano, eso quiere decir que están llenos de terminaciones nerviosas, además está localizado junto al pene, eso quiere decir es que es muy fácil transferir las sensaciones desde el dedo gordo del pie a este. Dicen que las prostitutas de Japón, tienen un servicio que consiste en un masaje sensitivo para terminar con la succión rítmica del dedo gordo del pie y esto lleva al cliente al orgasmo sin tener que tocar el pene. (Con estos soslayan el contagio del Sida). Por eso te propongo que cuando notes tu pene erecto, sin tocarte, te succiones el  dedo gordo de la mano recordando los movimientos de una felación. No te prometo que salga bien a la primera pero inténtalo. Es divertido.  

12.- El pelo y la cabeza. Otra zona muy erógena es el cuero cabelludo, quizás nuestro cuerpo recuerde la época en que (como los monos hacen ahora) empezábamos el cortejo despiojándonos, es decir, dando pequeños tirones del pelo, con este tipo de conducta muchos primates consiguen excitarse y tener una erección. Se trata de acariciar tu cuero cabelludo y tu pelo, haciendo pequeños círculos y si tienes el pelo suficientemente largo enroscando pequeños mechones en los dedos y tirando de ellos con delicadeza. Puedes comprar un artefacto que venden como masajeador del cuero cabelludo, pero también vale un cepillo fuerte. Pásalo repetidas veces por la piel de tu cabeza arrastrando el pelo a contrapelo, con entrenamiento puedes llegar también al orgasmo.

Jueves

El núcleo de la cuestión. Hoy voy a dejar que te toques el pene. Ya se que lo estás deseando pero una de las funciones de estos ejercicios es conseguir desgenitalizar tu sexualidad y hacerla más difusa y que incluya toda tu piel. Pero evidentemente el máximo placer esta en el pene.

13.- El glande y la cresta coronal. Lo primero que se ve, es esa cabeza roja que se yergue orgullosa sobresaliendo de tu abdomen, allí residen la mayor cantidad de terminaciones nerviosas que reaccionan ante la percusión y la subida de temperatura, además de sentirse muy bien en un lugar oscuro y húmedo, tan bien que su primer impulso en eyacular. ¡ya está todo hecho! La mayoría de hombres no aprecian la caricia directa en el glande, como la mayoría de las mujeres no se sienten cómodas con la caricia directa en el clítoris. Observa la piel del glande, es muy fina, tersa y brillante, está muy poco lubricada, por eso lo mejor es no tocarla directamente con la mano, para eso está el prepucio. Ahora descubre por completo el glande, en la base hay una cresta que se llama cresta coronal y un surco que se llama balano prepucial, ese surco segrega un lubricante graso que tiene el feo nombre de esmegma, que requiere una escrupulosa higiene porque si se deja, puede provocar infecciones además de oler falta. Muchas mujeres no quieren ni oír hablar de felaciones por el mal olor que desprende el pene de sus compañeros.

14.- El tallo. El tallo es la parte del pene que une el glande y el abdomen. La mayoría de los hombres se suelen masturbar acariciándose esta zona del pene y subiendo la mano hacia arriba hasta hacer que el prepucio roce el glande, suelen cogerse el pene con la mano o bien entre dos dedos y el pulgar, frotando la parte superior del tallo e inferior del glande con movimientos ascendentes y descendentes vigorosos, aumentando el ritmo según lo vaya pidiendo la propia práctica. Te propongo que esta vez cambies, no te digo cómo, eso depende de ti. Acaríciate más lentamente, o hazlo con menos energía. Puedes buscar otras posturas, boca abajo, con los muslos juntos etc. Esto sólo son sugerencias, rebusca en tu imaginación y pon en marcha tu creatividad.  

15.- El prepucio y sus problemas. Me voy a detener en e l prepucio porque quiero darte alguno consejos. El prepucio que es esa piel que cubre el glande ha de poder bajar hasta dejar al descubierto la creta coronal y el balano con el pene erecto. Si esto no sucede has de consultar a un medico y puede que te aconseje la circuncisión, que rebana todo el prepucio y deja para siempre el glande al descubierto. Sin no es necesaria no ha de hacerse porque en el cuerpo nada sobra y el glande necesita su protección. Observa también si lo que pasa es: que el orifico del prepucio es suficiente pero el frenillo, que es un pequeño pellejo que une el glande al prepucio por la parte de abajo, es demasiado corto y no permite que el glande surja cómodamente, en este caso no es necesaria la circuncisión con un corte en el frenillo es suficiente. No lo dejes. Puede que se rompa cuando estés teniendo relaciones sexuales e imagina el sustazo.

16.- El escroto y la uretra. El escroto no es tan sensible pero también forma parte de la geografía de tu placer, es una bolsa que parece tener en su interior un termómetro que marca la temperatura rabien o la temperatura corporal, y que se distiende hasta hacerse finísimo de una calidad de piel como la del glande o que se arruga hasta hacerse mucho más áspero que la piel del tallo. Este mecanismo sirve para mantener los testículos lejos de las fuentes de calor, para refrigerarlos, la fabricación de espermatozoides precisa de dos grados menos que el resto del cuerpo por ello cuando hace calor o tienes fiebre se alargan para que colgando los testículos se refrigeren, pro eso mucha atención a la ropa interior demasiado apretada o los pantalones que mantiene los testículos pegados a la piel, no es bueno para los espermatozoides. La uretra es el tubo por donde pasa la orina y el semen, tiene su propio lubricante, una grasa segregada por las glándulas de Cooper. Cuando aparece la gota es que ya estás a punto para el orgasmo.

Viernes

No a la rutina. La rutina es estupenda cuando se trata de conductas desagradables como levantarse por las mañanas, una vez establecida la rutina no necesitas el despertador y te ahorras el malestar subsiguiente. Pero, desgraciadamente, las conductas placenteras si se repiten lo necesario también se convierten rutinas y se pierde parte del placer. Para acabar con las rutinas la palabra clave es cambiar.

17.- De arriba abajo. Ya sabes cual es el ritmo que más te gusta, pero ¿has pensado en cambiarlo? Tú lo haces de arriba a abajo  ¿Qué tal de derecha a izquierda? ¿O describiendo un círculo? ¿O restregándote contra las sábanas imitando lo movimientos del coito? ¿Has intentado alguna vez hacerlo con el chorro de la  ducha? El 20% de los hombre tienen la costumbre de masturbarse con está técnica y reconocerás que es una costumbre muy limpia. Pero si en definitiva para ti lo ideal es arriba y abajo, te propongo que lo intentes lo más lento posible, procura que la estimulación que reciba el pene sea la mínima para mantenerse erecto y no aumentes hasta que sientas que la tensión es muy grande. Y no lo hagas buscando el orgasmo si no buscando elevar el punto de la excitación. Puedes parar y retomar pero si sientes que has llegado al punto de no retorno déjate llevar y no intentes controlar tu tiempo eyaculatorio tu próstata te lo agradecerá.

18.- Con las dos manos. Si usas una mano para masturbarte ¿qué haces con la otra? La dejas quieta a lo largo de tu cuerpo como muerta seguro. No lo haga así búscate una zona erógena, el ano, los testículos, las tetillas o el pelo y estimúlala con el mismo ritmo que lo estás haciendo en el pene. Este tipo de estimulación extra te ayudará a sentir un orgasmo más intenso y enseñarás a tu cerebro a no centrarse tanto en el placer que da el pene y valorar también el placer que viene de otras partes de tu cuerpo, que es tanto como decir de otras partes del cuerpo de tu pareja. De este modo también aprendes a hacer cosas diferentes con cada mano, lo cual es una ventaja  inestimable a la hora de hacer el amor. Te sugiero que en un momento dado cuando tú lo creas conveniente, cambies de mano, o que te sientes en la mano durante un rato para que se duerma, sentirás como una mano extraña te acaricia, es una experiencia fantástica o de fantasmas.

19.- Cacharritos muy útiles. Hoy te propongo una experimentación en el campo de los accesorios. Yo sólo voy a hacerte una sugerencias, no hace falta que las pruebes todas pero como algunas las tienes en casa, inténtalo que puede ser muy divertido. Toma una cantidad de gel lubricante y póntelo en la mano. Toma una sandia, caliéntala un minuto en el micro, haz un agujero del tamaño de tu pene y úsala a modo de vagina. Una goma espuma suave. Un trozo de hígado, una hamburguesa etc. No quiero decir más como ya te he dicho pon en marcha tu imaginación o date una vuelta por una juguetería ate sorprenderás. Y no pienses que eres un enfermo buscar la sofisticación en el placer no es de enfermos es de personas civilizadas.

20.- Los japoneses van felices al trabajo. La masturbación es estupenda para sentir que la vida corre por tus venas, por ello te recomiendo que sigas el ejemplo de los japoneses que han desarrollado un artefacto con forma de cilindro relleno de goma espuma y gel que se vende en las gasolineras. Los japoneses aprovechan el tiempo de repostaje para comprar uno de esto chismes y masturbarse con él, luego cierran la tapa y lo depositan en el contenedor preparado a tal efecto y así no contaminan. Son trastos de usar y tirar. Después de este consejillo te propongo un uso nuevo a tu masturbación. De vez en cuando hazlo con el preservativo puesto, te servirá para que la piel del pene adapte su sensibilidad a la goma y con ello ganes en eficacia y también adquirirás soltura al  ponértelo cuando estés con tu pareja.  

Regreso al contenido | Regreso al menu principal